martes, 3 de septiembre de 2013

Naked Cake de limón y moras

Naked Cake.....

Navegando por internet me topé con este tipo de tartas, y fue un amor a primera vista. Hay verdaderas maravillas en un tono muy rustico, sencillas. Y es que estas tartas no necesitan nada más, tal como dice su nombre..." tartas desnudas". No veréis ni un gramo de fondant  ni coberturas de buttercream , ni nada por el estilo.
Normalmente están decoradas con frutas o flores frescas, dándole ese toque campestre que tanto me gusta.

Así que me animé a hacer mi primera Naked Cake ...y que mejor que usar unas moras recién cogidas en un día de excursión por la sierra de Collserola ( Barcelona).






Conseguimos un montón de moras ......

La receta está basada en el pastel de limón de Peggy Porschen, adaptándola al gusto de casa .  Ahí va:

Ingredientes:
200gr de mantequilla blandita
210 gr de azúcar
ralladura de 2 limones y su jugo
4 huevos
200gr harina
1 cucharada sopera de levaura
Un puñado de moras. 
Si no tenéis podéis usar 2 cucharadas de una buena mermelada de moras.
Para el relleno:
200ml de nata para montar ( mínimo 35% de materia grasa)
250 gr de queso crema ( tipo Philadelphia)
50 gr de azúcar

Procedimiento:
Precalentar el horno a 180º y engrasar un molde.
Poner la mantequilla. el azúcar y la rallaura de limón en un bol y batir hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.
Batir ligeramente los huevos en un cuenco aparte e ir añadiendolo poco a poco a la mezcla de la mantequilla sin dejar de batir.es normal que la preparación empiece a separarse, añadimos un par de cucharadas de harina , batimos y arreglado.
Añadir el zumo de limón y batir.
Tamizar la harina junto la levadura e incorporar poco a poco, remover ligeramente. Añadir las moras y volver a remover con delicadeza para que no se nos rompan. 

Hornear durante unos 40-45 minutos. ( controlar en todo momento y no abrir el horno hasta pasados 30 minutos)


Este es el aspecto de nuestro bizcocho....

Una vez frio lo partimos por la mitad

perfecto...mmmm....

Ahora vamos a hacer el relleno. Para ello, poner la nata MUY fría en un recipiente junto el azúcar. Con una varillas batir hasta semi-montar la nata. En este punto añadir el queso crema y seguir batiendo hasta que monte del todo.
Este relleno está buenísimo. Es mucho más ligero que las buttercreams de otro tipo de tartas y tiene un ligero sabor a queso , muy suave.
Esta es la textura que tenemos que conseguir:


Solo nos queda poner el relleno y decorar con un poco de azúcar glas y unas cuantas moras. Yo añadí unas florecitas hechas con pasta de azúcar para que le diera un toque más campestre.
Y este es el resultado:












2 comentarios:

  1. Nenes.... té molt bona pinta.
    Ara a veure si trobem móres.
    gràcies.

    ResponderEliminar